Hay tres aspectos fundamentales que nosotros tenemos en cuenta siempre que estamos de viaje, puesto que éstos serán el día a día y el 90% del presupuesto.

Desplazarse en Marruecos:

Entre ciudades:

Para desplazarse por Marruecos la mejor manera es en Autobús ya que son baratos y llegan a todos los destinos (ciertos recorridos por las montañas pueden causar náuseas). El tren siempre es una buena opción si éste llega al destino deseado ya que la zona central no tiene ferrocarril. Por otro lado hacer dedo no da sensación de inseguridad, pero entre ciudades es más difícil.

Dentro de la ciudad:

No hay nada mejor que caminar para conocer las ciudades. Los taxis son baratos siempre y cuando uno negocie el precio por adelantado, de otra manera (con el taxímetro) puede ser cualquier cosa, y compartir con otros turistas o locales nunca falla. Los buses no son caros y recorren todos los puntos de la ciudad, pero eso sí, es mejor tener muy claro no solo a dónde se quiere llegar, sino dónde está uno.

Alimentarse:

La gastronomía marroquí tradicional es resultado del eclecticismo histórico. Se pueden reconocer el cuscús marroquí con carne de cordero como el más popular. Dos buenos consejos para comer bien y relativamente barato: Primero comer en casa de una familia. Por una suma que beneficia a ambos te invitan a comer a una casa con toda la familia, buena manera de conocer una familia por dentro. El segundo consejo es comer donde comen los locales ya que estos comen no solo lo típico, sino que a precio increíblemente bajo Estos suelen estar ligeramente alejados de los lugares más turísticos

Hospedaje:

Dormir en una Jaima en el desierto, es una experiencia inolvidable!

Dormir en una Jaima en el desierto, es una experiencia inolvidable!

Hospedarse en Marruecos no debería ser caro, y menos si uno tiene paciencia y pocas necesidades. Las opciones son desde hostales baratos a casas de familia adaptadas para recibir visitas. Esas no suelen salir en las guías por su carácter clandestino, pero eso no las convierte en inseguras. Si bien no hicimos couchsurfing, pareciera ser que el país se está abriendo a la red social y no es una opción descabellada.

Alejarse de las zonas turísticas puede ser una buena opción, pero hay que tener sentido común, si el barrio se pone feo o las miradas se centran en uno, mejor volver, y sobretodo no hacerlo de noche, no es peligro, pero tampoco hay que tentar la suerte.

Muchos le ofrecerán hachís, en Chauen mas que en ningún sitio, no olviden que es ilegal y que al turista le puede caer una fuerte multa o cárcel.

Por lo demás, disfruten de esta maravilla de país