Roraima: La tierra más antigua del planeta

7
PortadaRoraimaBitacoras
Se trataba de uno de los puntos calientes del viaje. El espectacular Roraima.
¿Vale la pena ir a Venezuela sólo para visitar este coloso eterno del planeta tierra?
Nos costó, nos costó y mucho. Pero decidimos ser valientes y aventurarnos…. No sabíamos lo que nos esperaba! Fue la gran prueba del tepuy Roraima, una experiencia única.
 

Lo que teníamos claro.

Cuando empezamos el viaje teníamos muy claro unas cosas que visitar sí o sí. Machu Picchu, el Perito Moreno o, el Chaco Paraguayo. Entre esas y algunas más estaba el monte Roraima. Cuando tocábamos ese tema se hacía un breve silencio, y a la reflexión le seguía un: “ya lo veremos”.CarolTattoRoraima
Así estuvimos postergando la decisión hasta que llegamos a Manaus. O íbamos al norte hasta el Roraima o nos íbamos al oeste a Perú. Tuvimos muchas dudas, pero al final nos decidimos ir a Venezuela.
Cosas de la vida (o sea, una lesión de rodilla) hizo que para la fecha pactada con la agencia que habíamos contactado no pudiéramos ir. El destino se ponía en nuestra contra, pensábamos, y no tuvimos más remedio que proseguir nuestra ruta por Venezuela.

Recomendación tour Roraima

Muchas veces pagar más o menos por un tour es cuestión de habilidad a la hora de buscar. Pero este tour no es uno cualquiera. La exigencia del Roraima hace que pagar más sea lo más sensato. El tour al que no fuimos era más barato, pero nuestros amigos que lo hicieron salieron muy disconformes con la agencia. Otros en cambio por pagar menos tuvieron que llevar su camping gas, su comida y hacerse cargo de todo. Si no estás en plena forma de atleta, mejor paga más por un tour con todo incluido, vas a disfrutarlo mucho más.CarolMochilaRoraima
Seguimos nuestro viaje y me fui recuperando de la lesión. Después de que nos entrevistara Valentina Quintero la agencia Cruz de Bolívar se contactó con nosotros y nos invitó a hacer el tour, para subir el Roraima.
¡¡Explosión de felicidad!! 

Pre-Roraima

La aventura del Pre Roraima podría ser un post a parte, pero lo vamos a intentar resumir. Salimos de Maracay tarde porque las carreteras estaban a full. Normal, era semana santa. Pero lo mejor estaba por llegar…

Llegando a Puerto Ordaz

Pensábamos que llegaríamos tipo 5 am y podríamos hacer fila para comprar el pasaje de bus a Santa Elena, y bajarnos en San Francisco de Yuruaní que es donde nos encontraríamos para subir al Roraima. Pero ni de broma llegamos a esa hora. Llegamos a las 8 de la mañana. Nosotros habíamos hablado con una tal Señora Teresa que nos había confirmado que nos reservaba dos pasajes para nosotros… Que no deberíamos hacer filas ni comprar nada.JuanRoraima
Por si a caso hicimos fila, sólo una compañía seguía vendiendo pasajes… Mientras Juan hacía la fila hablo con la famosa Señora Teresa, a la que no le gustó que no le quisiera dar el dinero para ir a pagar a otro sitio los pasajes de bus. Le dimos nuestros documentos porque insistía mucho pero yo, ya como buena paranoica, la perseguía por si se iba corriendo… (Qué cosas las mías)

Cuando las cosas se complican

Resumiendo mucho. La señora nunca nos reservó nada, y la fila que estaba haciendo Juan para comprar los pasajes vino un brasilero y compró los últimos 11 asientos, a nosotros nos iban a tocar esos asientos… 🙁 Bueno, por suerte conocimos a los que ahora son nuestros amigos Jorge y Jackie, dos caraqueños hermosos).
 Roraima
Juan y Jackie se quedaron cuidando las mochilas y Jorge y yo fuimos a buscar a gente en toda la terminal que quisiera ir a Santa Elena. Ellos también iban a subir al Roraima. Formamos un grupo de 28 personas sin pasaje a Santa Elena, hablamos con la directora y el administrador de la terminal para que habilitarán otro bus. Nosotros 4 teníamos que llegar al día siguiente sí o sí a San Francisco de Yuruaní.
Después de casi 7 horas hablando, discutiendo… Hicimos una carta la cual firmamos todos los del grupo, incluso obligamos al administrador a firmar con su DNI. Él se estaba comprometiendo a habilitar un bus para nosotros. Lo habilitó.

Esto no acaba aquí…

Surgieron algunos problemas más porque el dueño de la encaba (un bus pequeño sin aire y que no se reclina, perfecto para un trayecto de 11 horas de noche, ironía modo on) vendió pasajes para llenar el bus una hora antes de lo que nos dijo a nosotros el administrador que se iban a vender…
Entre discusiones y esperas, por suerte siempre entre risas y buena onda sobretodo de Jorge que por suerte nos contagiaba, conseguimos subir al bus, a las 21hs cuando iba a salir a las 18hs…
Tuvo que venir hasta la guardia (policía) a poner orden. El dueño del bus tenía una amiga especial de gran escote que lo acariciaba mucho, a la que le había vendido pasajes y quería que subiera primero. Obviamente los que organizamos todo y hablamos con la directora y el administrador queríamos subir primero.
Todo esto pasaba porque aparentemente no íbamos a caber todos sentados y habría gente que iba a viajar de pie…CimaRoraima
Después de la “lucha” y todos sentados, nuestro grupo estaba unido y eramos uno. A las 12 de la noche todos le cantaron a Juan el cumpleaños feliz venezolano (la canción dura como 10 minutos, y no exageramos) entre risas y risas y por suerte pocas paradas, dormimos y llegamos a San Francisco de Yuruaní. La puerta al Roraima. Ese día fue duro, pero hicimos nuevos amigos incondicionales, nos reímos

De camino a tocar el cielo con la punta de los dedos.

Fueron 3 días y 2 noches antes de llegar a la cima, de pisar la tierra más antigua del planeta y llegar a rozar el cielo. Es uno de los tesoros mejor guardados de Venezuela, país tristemente mediático, pero lleno de cosas hermosas y al que animamos a visitar cosas tan maravillosas, como este Tepuy.NosRoraima
Es duro subir, incluso Carol se planteó seriamente no subir y esperarme los 6 días que dura el paseíto… Pero después que mucha gente nos hablara de este lugar único, nos llenamos de  fuerzas y coraje, e hicimos el trekking. Sin duda uno de los mejores de nuestras vidas.
Conocimos mucha gente, de todas las edades (desde niños de 9 años hasta señoras de 63 años, que subieron y bajaron muy dignamente).
Es difícil explicar la belleza de este lugar y las sensaciones que causa, lo único que podemos decir es que su cima, al ser de cuarcita (roca dura) es yermo, y que vale mucho la pena subir hasta allí.
Ni con mil palabras ni con mil imágenes. Realmente no se puede explicar todo lo que vivimos y sentimos camino al Roraima, al llegar y al bajar.
Es una tierra que tiene una energía especial.
Abundan historias de ovnis, espíritus de la naturaleza y hasta de portales a otra dimensión.
Aquí dicen que si gritas o levanta la voz, el Roraima se enoja y se nubla… Esa historia podemos dar fe que es absolutamente cierta. 

Paso a paso resumido; De la tierra al cielo.

Día 1:

Es el mejor día de caminata. El Roraima te espera a lo lejos y cómo todavía no estás cansado/a se lleva bien.

Día 2:

Le llaman falso plano por en teoría no se nota el ascenso. ¡Falso! Un poquito al principio y luego subidas constantes hasta llegar a la base.

Día 3:

Comienza la aventura. La subida a la cima del cerro es dura. Hay que hacerla al ritmo que uno pueda y en silencio para que no te lluevaNosotrosRoraima

Día 4:

Ya en la cima hay 34 km cuadrados para visitar como por ejemplo : La ventana, el campo de cuarzo, los jacuzzis, el punto triple, la cueva de los mil ojos…CarolEnLaVentanaRoraima

DÍA 5:

Para nosotros el peor día. Hay que descender lo caminado los días 3 y 2. Para ese entonces ya nos dolía hasta respirar.CarolTapadaSolRoraima

Día 6:

Bien temprano caminas lo andado el día 1 y llegas a San Francisco de Yuruaní con inmensas ganas de una cerveza bien fría!
Adiós Roraima, siempre en nuestros corazones.

La Vuelta:

Mucho nos costó llegar a San Francisco y más subir y bajar el Roraima. Y volver a Maracay no iba a ser menos. Yo lo único que quería era tumbarme a ver 3 películas, comerme una buena hamburguesa y tomarme un buen ron… ¿Es Mucho pedir?
Al llegar a San Francisco, tipo 9 am, no tardamos mucho en descubrir que todas las posadas estaban full. Un poquito más tarde descubrimos que había paro de buses, y que hasta dentro de tres días no saldría nada…

Canadá más cerca que nunca

 A todo esto empezó a llover muy fuerte y nos refugiamos en un bar. Allí están Alicia y su pandilla (el alma del grupo con el que subimos) y nos consiguieron carro hasta la frontera con Brasil, donde vive nuestra amiga Lena! Ah, antes nos invitaron a comer un rico pollo, una bebida y postre incluido… Unos amores.Carol abrazando Roraima
Nos fuimos con otros amigos de la excursión muy simpáticos, hasta Santa Elena, y fuimos a ver ver si estaba nuestra amiga, gracias a Dios sí. Pasamos la noche y temprano fui a buscar wifi en la calle, cuando a lo lejos veo que pasan dos turistas canadienses que ya habíamos visto en el Roraima. Me acerqué hasta ellos para saber cómo estaban, allí me dicen que están por irse a Puerto Ordaz y que tenían sitio para nosotros. Genial.

Aventuras en la Gran Sabana.

Como el viaje es de 10 horas ellos decidieron comprar mucho alcohol y emborracharse… Pero cosas de canadienses. Antes de llegar al 88, la ciudad más insegura del país más inseguro, va y se jode el carro.
Nos auxilió una familia de locos buenos, y llegamos a un taller de esa ciudad con tanta mala fama.
Después de 2 horas reanudaron viaje y nos ofrecieron a ron, mucho ron. No se en que momento me sentí un poco mareado y me desmayé de forma fulminante. 5 Horas más tarde me despiertan que estábamos en el hotel donde ellos se hospedaban.RocasRoraimaCima
Cuando todo hacía pensar que dormiríamos en una tan deseada cama, nos dicen el precio, no nos llegaba ni en el broma. No podíamos hacerle transferencia y era demasiado tarde para buscar otro lugar…
Ellos, muy amablemente nos ofrecieron que pasemos la noche en recepción, que tenía tele y daban películas. En vista de que estaba todo cerrado y no teníamos que comer, el de recepción nos ofreció una hamburguesa que había sobrado, fría, pero riquísima.
Yo que tanto había deseado un ron, unas películas y una hamburguesa… ahí tenía
Al amanecer fuimos a la estación, compramos pasajes a Maracay y aceptamos la invitación de nuestros amigos Dayana y Maykoul de comer con ellos. Dormimos una siesta y allí acaba este relato de mil aventuras dentro de una la más grande, subir al Roraima.

Conclusión:

La conclusión será breve, pues las palabras para describir las sensaciones que despierta aún no existen. Sólo decir que subiendo el Roraima, hemos pasado por fríos de 5 grados y calores de 35. Nos hemos empapado con sus lluvias, castigo a los irrespetuosos y dolores en partes del cuerpo qué desconocíamos su existencia.
Y 2 días sin dormir para ir y dos más para volver… Habiendo pasado todo eso, estamos seguros de que un día lo volveremos a hacer. 
Vayan, suban el Roraima e intenten tocar el cielo con la punta de los dedos. No se arrepentirán.TuYyoRoraima
¿Les gustó la historia? 
Si te ha gustado, comparte, coméntanos algo que eso nos saca siempre una sonrisa!!!
Y por cierto, hace poco que algunas personas se ofrecían a donarnos un café, o un pequeño aporte para poder seguir viajando, si quieres te dejamos también esta opción:


 
Y como siempre…
¡¡Qué vivan los viajes!!
Somos Juan y Carol, argentino y ecuatoriana, que nos conocimos en España.Nos consideramos amantes de los viajes, las nuevas rutas y las diferentes culturas. Tenemos una experiencia de 12 años de mochilas que nos llevó a conocer más de 40 países, 4 continentes e incalculables kilómetros andados, todo ello con un presupuesto inferior a los 15 dólares diarios.Nuestros viajes no son simples vacaciones, nos gusta conectar con la gente de cada lugar e incluso poder transmitir nuestros proyectos de una manera tan simple como charlando e intercambiando opiniones.Todo lo que aprendemos nos gusta compartirlo con la gente que pueda estar interesada, y estamos abiertos a nuevos consejos y/o criticas 😉Vivimos para viajar, viajamos para vivir.
Compartir

7 Comentarios

  1. Holas Juan y Ka !!!
    saben lo que es quedar con la boca abierta de par en par ???
    una SUPERAVENTURA !!!!
    De verdad que el relato me hace sentir hasta dolor de estomago !
    muchisima suerte y que siga la fiesta !!!

  2. Buenas tardes estimados, un gusto haber leido su experiencia, tengo mucho deseo de llegar al Roraima, estuve averiguando con cruzdeBolivar y tienen tarifa en Bolivares y en Dólares, por supuesto con el tema de la devaluación del bolivar sale mucho más factible comprar el paquete con la moneda venezolana. Sin embargo, uds que son extranjeros, qué tarifa pagaron? si se puede pagar en bolivares sin ningun inconveniente?
    De antemano, muchas gracias

    • Hola JA, se puede pagar en bolivares tranquilamente, hay agencias de turismo que te cambian, o si vas al roraima, en Santa Elena, que es la frontera con Brasil te cambian sin problemas. Igualmente en Puerto Ordaz también hay formas de cambiar dolares a bolivares siempre con agencias de turismo, pero si necesitas más ayuda avisanos de nuevo y vemos cómo podemos ayudarte vale??Abrazo y ojalá te encantará subir al Roraima es mágico!!

Deja un comentario