San Salvador de Jujuy, es la capital de la provincia con forma de bota situada en la Región del Norte Grande Argentino. Limita al norte con Bolivia, al oeste con Chile por la Cordillera de los Andes y al este y al sur con Salta. Jujuy es una de las provincias con más diversidad climática del país ya que posee diversos ecosistemas tales como yungas, quebrada, altiplano y valles.

Nosotros llegamos a San Salvador de Jujuy desde Salta, rápido y sin complicaciones nos encontramos con Andrea, una catalana-colombiana o una mujer del mundo.

Nos acomodamos en su casa con sus compañeros de piso, unas pizzas y birras y a dormir.

S.S Jujuy :

Viniendo de Salta nosotros esperábamos de S.S. de Jujuy una imagen árida y desértica. Por suerte nos sorprendió y la capital de la bota argentina es puro verde frondoso. Si te despistas incluso puedes pensar que estás caminando por algún pueblo de Brasil. Genial descubrir esa naturaleza no tan típica de la región.

El centro:  Chiquito, con su catedral y sus museos, artesanos y casa de gobierno. Tranquilo para pasear. Relajante. Eso sí, aquí existe la hora de la siesta, y es sagrada, no hay nada ni nadie a esa hora en la calle.

Siesta sagrada, sí o sí

El Carmen: pueblo sur cercano a Salta, se caracteriza por su dique y su restaurante a plena orilla. Si el bolsillo lo permite, un buen pejerrey con esas vistas acompañado de buena compañía es una buena combinación para desconectar, relajarse y comer bien.

La gente amable y cordial. Nos sorprendió que los jóvenes están viviendo un crecimiento cultural bastante exponencial en estos últimos años, fotografía, cine, música… Qué no decaiga!

Pejerrey, cornalitos y ravas al pie del dique de El Carmen, rico, exquisito, delicioso, impresionante.

S.S. de Jujuy es PAZ