Jericoacoara: ¿La Mejor playa de Brasil?

3

La famosa playa de Jericoacoara, en el nordeste de Brasil, estuvo considerada una de las mejores playas del mundo. Ganó fama internacional y reputación, y con el tiempo hordas de turistas Lovely Planet fueron a parar allí atraídos por sus playas, su exotismo y su ambiente nocturno liberal. Nosotros no podíamos dejar de conocer Jeri, para los amigos. Trataremos de ser lo más objetivos posibles. ¿Será la mejor playa de Brasil?

Ubiquémonos en Jeri

Jericoacoara está a unos 300 km de Fortaleza, capital del estado de Ceará en el nordeste Brasilero. Uno de los motivos que Jeri atrae tantos turistas es porque el clima en Jericoacoara es cálido tropical, es semi-árido. Le estación de lluvias suele ser de enero a abril, temporada más fría también. El ambiente es húmedo, pero siempre corre una ligera brisa (incluso algunas noches una chaquetita no viene mal). Las temperaturas no suelen pasar de los 35 ° C y ni bajar de los 22 ° C. La temporada de lluvia no afecta mucho

 

Llegar a Jericoacoara:

 

Para llegar a Jeri desde el sur, Fortaleza se puede intentar hacer dedo saliendo de la ciudad. El calor y el sol que te pega en la nuca hace que el dedo sea horrible. Hay muchos pueblos hasta llegar a Jeri con lo que los tramos a dedo suelen ser cortos y no sueles llegar a Jeri sino a Jijoca.

Nosotros a 40 grados decidimos no arriesgar en salud y fuimos en bus.

90 reales de Fortaleza a Jijoca y unas 6 horas de viaje.

De Jijoca vas en una 4×4 hasta Jericoacoara, si dices que no es tu primera vez en Jeri no intentarán cobrarte 400 reales. El precio local es de 15 reales por persona. A los turistas nos intentan cobrar el doble o más. Así que ya sabéis.

 

Primeras Impresiones en Jericoacoara:

 

Carol y Pedra Furada JericoacoaraEl camino desde Jijoca a Jeri ya es genial. Toda una aventura. Después de unos 10 minutos dejas las calles asfaltadas para meterte en medio de las dunas. Prepara la cámara de fotos, es impresionante.

 

El trayecto dura 1 hora, pero al llegar… sigue habiendo arena en todos lados.

 

Jericoacoara era un pueblo de pescadores donde hippies europeos llegaron con sus mochilas y se enamoraron. De hippie queda bastante poco, más bien quedan hippies vendiendo artesanías y viajeros intentando sobrevivir en este pueblo ex hippie, trabajando para turistas europeos y brasileros que no les importa consumir y consumir.

 

Qué hacer en Jericoacoara:

Carol y Juan la Pedra Furada en Jericoacoara

La verdad que si tu bolsillo se parece al nuestro poco o casi nada se puede hacer.

 

Nosotros fuimos a ver la típica Pedra forada. Es linda, sí, pero no es para tanto. El camino es genial, haciéndolo siempre con marea baja (por la orilla), incluso así debes trepar por las piedras en algún momento. Es lo más aventurero que vas a hacer.

 

La playa es linda, pero tampoco es la más hermosa que vimos. La verdad que nos desilusionamos bastante. Hay playas mucho más bonitas en Brasil, menos masificadas y menos turísticas.

 

Otra cosa que puedes hacer sin dejarte el riñón por el camino es ir a ver el atardecer en la famosa duna. Tengas un buen atardecer o no, no te lo debes perder ni que sea para al final tirarte por la duna y llegar al mar.

 

Laguna del Paraíso es otro destino top de Jeri. Es la foto que puedes ver en cualquier búsqueda  en google o en cualquier revista de viajes de playas paradisíacas. La cosa es que te lo venden como playa en las revistas pero es una laguna donde se juntan los ríos Paraguay y Morau. Es la postal de Jeri. Una mujer en bikini en una hamaca mojándose el culo en una agua cristalina.

Bueno, esta te la debemos. Nosotros no fuimos, había que pagar o tour o un transporte local a uno 20 reales por persona ida y 20 para la vuelta.

¿Quieres saber la verdad de Jeri?

 

Jericoacoara es cara, menos que Porto de Galhinas pero sigue siendo cara y…

Es muy muy ventosa. Si no alquilas el kit de parasol y hamaca te vas a freír en el sol y tu cuerpo va a quedar empanado con la arena por el viento.

 

El famoso atardecer en la dunaBueno, si tienes suerte y está despejado parece (porque jeri está metido un poco como si fuera una pequeña bahía) que el sol se pone en el mar. Es genial ver eso,si el viento y la arena no te entra en los ojos. ¡Lleva gafas de sol!

 

Donde dormir:

 

  • Juan en camping de JericoacoaraNo has reservado y buscas un lugar barato para dormir… Acabarás en uno de los dos campings que hay en el pueblo. A 12 reales por persona y noche si consigues negociar y no es temporada alta.

 

  • Si tienes suerte, después de golpear algunas puertas en hostels puedes intercambiar trabajo por estadia.

 

  • De hecho algunos hostels te dan comisión por cliente enviado.

 

Conclusión:

 

Jericoacoara no nos fue fácil. O la teníamos en una alta expectativa o realmente es lo que es, un pueblo ex hippie que vive para y por el turismo. Consumista 100% donde con un poco de suerte puedes trabajar y conseguir algo de dinero para poder salir de ahí.

 

  • ¿Señor ¿Qué le parece Jeri?
  • ¿Jericoacoara? Una mierda.

Con respeto y sinceridad

 

En cuanto pudimos salimos de ahí. Lo que rescatamos de esta famosa playa es haber podido coincidir con Camu y Marian de Trayectorias en Viaje… y bueno también quizá, odiar la arena… Al principio te parece genial. ..

 

Si te Gusto este artículo te agradeceríamos mucho que dejes un Comentario, cuesta poco y nos hace muchísima ilusión

 

Somos Juan y Carol, argentino y ecuatoriana, que nos conocimos en España.Nos consideramos amantes de los viajes, las nuevas rutas y las diferentes culturas. Tenemos una experiencia de 12 años de mochilas que nos llevó a conocer más de 40 países, 4 continentes e incalculables kilómetros andados, todo ello con un presupuesto inferior a los 15 dólares diarios.Nuestros viajes no son simples vacaciones, nos gusta conectar con la gente de cada lugar e incluso poder transmitir nuestros proyectos de una manera tan simple como charlando e intercambiando opiniones.Todo lo que aprendemos nos gusta compartirlo con la gente que pueda estar interesada, y estamos abiertos a nuevos consejos y/o criticas 😉Vivimos para viajar, viajamos para vivir.
Compartir

3 Comentarios

Deja un comentario