.

“Necesito ahorrar dinero para poder cumplir mi sueño de ir a Egipto”, “Siempre he querido viajar, pero nunca consigo tener el dinero suficiente para hacer el viaje que quiero”. “Un viaje como el que quiero hacer me significa mucho presupuesto, del cual no dispongo”. “Quiero viajar, pero mi economía no me lo permite”. “Quiero hacer un viaje largo, pero no tengo ni para empezar”… ¡Excusas!

Éstas son algunas de las pretextos que hemos escuchado a lo largo de nuestra vida e incluso nosotros mismos nos hemos dicho en algún momento.

Necesito ahorrar dinero para…

Cómo contamos en la verdadera guía para mochileros, viajar es gratis, sí, pero un mínimo sí o sí tienes que tener para empezar.

Nosotros teníamos una vida “normal”, con trabajo, casa, etc… Y antes de mandarlo todo al carajo para viajar tuvimos que ahorrar algo para poder arrancar con confianza… cuando se acabe el dinero ya veremos, decíamos, primero vamos a conseguir juntar algo, un mínimo para poder arrancar de una vez por todas.

Que, cómo lo hicimos para ahorrar dinero, voy.

1-  Mentalizarse:

Preparar un viaje largo no es una cosa que se haga de un día para el otro. Solemos pasarnos toda la vida diciendo: Como me gustaría viajar o Algún día voy hacer un viaje…  Error. Si uno quiere realmente hacer un viaje de estas características lo mejor es ponerse una fecha límite, un año, dos  años,  5 años, lo que fuere, mentalizarse que hará ese viaje y desde entonces trabajar para ello. Nuestro viaje de 6 meses por Asia necesitó 4 años para ahorrar dinero y de preparación. La fecha era cuando terminara la carrera y sólo 3 meses después de licenciarme estábamos en la India.

2- Ahorro psicológico:

Sí, claro, lo típico, ahorrar dinero… Decirlo es fácil… ¿Pero cómo mi%*#a ahorrar? Bueno, nosotros nos pusimos una “norma” todas las monedas de 2 euros irían para la hucha/alcancía, y esa no se podía tocar NUNCA, ninguna emergencia (exagerando un poco), nos iba a hacer sacar el dinero de ahí. Llegó a un punto que pagábamos con billetes altos para tener más monedas y competíamos entre nosotros a ver quién llevaba más monedas para el viaje.

3- Ahorrar el ahorro:

¿Qué significa esto? Muy fácil, por ejemplo vas a comprar o gastar X dinero en algo, pero decidimos comprar algo más barato o simplemente no gastar en ello, pues ese dinero, si vuelve al bolsillo se acabará gastando en otra cosa, entonces lo mejor que se puede hacer es con ese dinero no gastado meterlo en la hucha/alcancía, así es un modo seguro de que el ahorro sube. Ahorrar dinero del dinero que se iba a gastar y no lo gastamos.

4- Apartar del sueldo:

Muchas veces uno espera a final de mes para ahorrar dinero, pero sólo lo que sobró del sueldo, y muchas veces ese dinero es irrisorio o no existe. Por ello lo mejor es hacerlo al revés, apenas hayamos cobrado separar un 10 o un 20% (o lo que uno quiera/pueda) y el resto del mes/quincena vivir con lo que sobra, verás como te aptas a tu “nuevo” sueldo y aumentan tus ahorros.

.

.despierta ahorrar dinero con viajando por un sueño

.

5- Cortar los lujos:

A todos nos gusta comer a fuera, tomarse una buena cerveza, salir por la noche con los amigos… Ahora toca reducir y limitar esas banalidades. Te aseguro que los recuerdos de todos esos lujos son vagos y salgo excepciones, no es nada comparado con bañarse en el caribe, o caminar entre lagos y montañas nevadas.

¡Recuerdos efímeros vs Recuerdos para toda la vida!

6- Incrementar ingresos:

Ah, sí, qué fácil ¿Quién no quiere incrementar ingresos? Pues hacerlo no es tan difícil. Hay quién vende muebles que quizá no son una necesidad, ropa que ya no usa, juegos que ya no lo divierten. También hay quién pasea perros, vende comida en las plazas, cuida niños…  Hasta hay quien alquila una habitación de donde vive. La diferencia entre hacerlo por un viaje a hacerlo por que sí es la motivación que causa saber que se hace por una meta que cambiará para siempre tu vida.

7- Ahorrar en comida:

Parece que no, pero en comida podemos gastar mucho más de lo necesario. Conocimos a una genia que lo que hacía era despertarse temprano, preparar una gran comida (con mucho arroz) y con eso llegaba hasta que oscurecía, y ahí se hacía la cena (de 7 a 19:30 aguantaba a base de agua) y con eso se ahorraba el desayuno y la merienda. Además nos aseguraba que la comida más barata es igual de rica y nutriente que la mas cara y con ello se ahorraba unos 100 dólares mensuales. Prohibido los refrescos, y jugos artificiales, el Agua es vida solía repetir.

Conclusión.

Estos son algunos de los métodos más efectivos para ahorrar dinero y preparar el viaje para quienes no tenemos una fortuna. Seguramente hay muchos más y estamos deseosos de aprenderlos.

¿Y tú qué haces para poder conseguir hacer el viaje de tus sueños?

Si te gustó el artículo dale un “me gusta” y suscríbete a nuestra página, no te enviaremos publicidad, nosotros también lo detestamos. ¡Un gesto tan pequeño para ti nos ayuda mucho a nosotros!

.

Ahorrar dinero con Viajando por un Sueño

Ni un solo día!