Carretera Austral; Un viaje a la naturaleza

3
Chile cartel frontera

La ruta 7 de Chile, popularmente conocida como Carretera Austral, tiene una longitud de casi 1250 km, uniendo a Villa O´Higgins y Puerto Mont de sur a norte, pasando principalmente por las regiones de Aysén y los Lagos. Su construcción comenzó en la década de los 70s y está en constante mantenimiento debido a el clima frío y pluvioso que congela y desborda ríos.

La mayor parte de la carretera es de ripio, es decir que no está pavimentada, por lo que es polvorienta en época seca, y embarrada con lluvias. Quizá no sea apta para todos los vehículos en determinada época del año, y la velocidad media no superará los 80 km/h…

Entonces llega la pregunta ¿Vale la pena recorrerla?
Totalmente.

La carretera une pueblos que antiguamente estuvieron aislados del resto de Chile… del resto del mundo si se quiere.
Todos ellos muy pintorescos y con habitantes que siempre saludan al forastero.

Algunos pueblos singulares como Caleta Tortel, Puerto Tranquilo o Puyuhuapi, con accidentes geológicos increíbles como las cavernas de mármol. Y no solo eso, sino que toda la ruta está llena de montañas, lagos, ríos, cascadas… que obligan al viajero a no apartar la vista de los paisajes. Termas y glaciares se alternan entre los incontables parques naturales, incluidas unas cuevas de arte rupestre.

image
Tortel, pueblito con solo pasarelas de madera. Hermoso y recomendable 100%

Durante todo el tramo de la carretera tuvimos mil experiencias y todas diferentes. Empezamos en Chile Chico con una pareja de Españoles de 10 recordando España y riendonos mucho. En Cocrhane dormimos en una iglesia, en Tortel muertos de frio y con nieve un buen hombre se apiado de nosotros y nos ofrecio dormir en su casa humilde sin electricidad…En Puerto Tranquilo dormimos en el Camping de Don Manuel, camping familiar con una energia increible. Y asi mil aventuras mas que nos hacian mas sabios(?) pero tambien nos dabamos cuenta que eramos mas viejos y en algunos momentos estabamos como diria un buen amigo español, “hasta la polla de hacernos los guays”. Esperar 12 horas haciendo dedo y estar mas de 4 dias sin bañarse no es para muchos, pero eso nos toco vivir a nosotros y agradecidos.
image

image
Capillas de mármol

image

La vegetación es abundante, en contraposición de la patagonia argentina que es mas árida.

El verde domina y los notros en flor llenan de rojo el camino

La fauna es amplia en aves, en  las que destaca el rey de los Andes, el majestuoso cóndor. Mas fáciles de ver son los caiquenes, fio fios, patos cortaaguas, y hasta pájaros carpinteros. También los mamíferos dicen presente, entre ellos los guanacos, liebres y armadillos entre otros. Y para los amantes de la pesca las truchas y los salmones de grandes dimensiones harán las delicias.
image

La Carretera Austral es un destino en sí, al margen de los pueblos que se quieran recorrer, que se adentra en los andes patagónicos y que no va a decepcionar, llueva, haga sol o nieve.

image
Puerto de Puyuhuapi al atardecer

¡Ojo! Tener en cuenta que al ser una región “aislada” los precios suelen ser más elevados, tanto en hospedaje, comida y transporte. En las grandes ciudades hay más competencia de precios y hay cajeros automáticos donde los extranjeros pueden sacar dinero, pero en pueblos pequeños hay que llevar efectivo suficiente, puesto que no todos los comercios tienen para pagar con tarjeta a día de hoy.

¡Ojo 2! Para los que hacen dedo, bajar la carretera es más fácil puesto que hay más flujo de tránsito de norte a sur que a la inversa. Lo que no queremos decir que hacerla de sur a norte sea imposible. Hay que tener en cuenta también la época del año en que se hace, puede haber rutas cortadas por nieve o por mantenimiento de la ruta como por ejemplo, de Puerto Río Tranquilo a Coyhaique suelen cerrar la única ruta de14hs a 18hs.
image

Somos Juan y Carol, argentino y ecuatoriana, que nos conocimos en España.Nos consideramos amantes de los viajes, las nuevas rutas y las diferentes culturas. Tenemos una experiencia de 12 años de mochilas que nos llevó a conocer más de 40 países, 4 continentes e incalculables kilómetros andados, todo ello con un presupuesto inferior a los 15 dólares diarios.Nuestros viajes no son simples vacaciones, nos gusta conectar con la gente de cada lugar e incluso poder transmitir nuestros proyectos de una manera tan simple como charlando e intercambiando opiniones.Todo lo que aprendemos nos gusta compartirlo con la gente que pueda estar interesada, y estamos abiertos a nuevos consejos y/o criticas 😉Vivimos para viajar, viajamos para vivir.
Compartir

3 Comentarios

Deja un comentario