Los mejores destinos del occidente de Venezuela

0
portadaMeridaTucacas

Si para nosotros haber descubierto la Ciénaga de Ocumare fue como conocer el paraíso, aún nos faltaba recorrer la parte occidental de Venezuela. Y los cayos del parque natural de Morrocoy y Mérida eran dos lugares que sabíamos que no nos podíamos saltar.

Vamos que sería, una de cal y una de arena.

De nuestra sede, Maracay, nos fuimos a descubrir los famosos cayos de Morrocoy de los que tanta gente nos hablaron.

Los cayos del parque nacional de Morrocoy

 

Cómo llegar.

 

Para ir a los cayos en el parque nacional de Morrocoy de Venezuela, se puede ir desde dos ciudades; Tucacas o Chichiriviche.

Dicen que Tucacas está más preparada para el turismo, y que Chichiriviche, Chichi, para los amigos, es más económico.

Para llegar a cualquiera de las dos, por lo general hay que llegar a Valencia. Y de ahí vas directo a Tucacas.

Si se quiere llegar a Chichi, desde Tucacas salen bastantes buses hacia allí.

Qué hicimos nosotros:

Nosotros que salíamos de Maracay, para ir, como habían manifestaciones, nos tocó ir desde Maracay a Puerto Cabello primero. De Pto. Cabello a Morón y de Morón a Tucacas.

Una pesadilla de viaje por el hecho de bajar y subir del bus con las mochilas.

A la vuelta pudimos comprobar que sale más barato ir directo desde Tucacas a Valencia y de ahí a Maracay. Dato a tener en cuenta 😉

Suponemos que desde Caracas, al ser la capital también debe haber directos, sino a Valencia no es mucho tiempo de recorrido.

Nuestra experiencia de ida fue: correr, bajar, preguntar subir y así en 4 – 5 horas llegamos a Tucacas. Pero más o menos ese es el tiempo, hasta que el bus se llena y llega a Tucacas…

Aprendida la lección, para irnos nos fuimos directos de Tucacas a Valencia y de ahí a Maracay sin tanto sube y baja de buses y más barato.

Los cayos de Morrocoy

 

El parque nacional de Morrocoy, es un parque que se encuentra en el occidente de Venezuela, y que cualquier venezolano aunque no haya ido, te lo va a recomendar y te va a decir que eso es el paraíso. No te engañan es fabuloso.

Pero qué son?

Los cayos de Morrocoy son básicamente islas, a las cuales se llega en lancha desde Tucacas o Chichiriviche. Por ejemplo para ir al cayo Sombrero, uno de los más famosos, es más económico ir desde Chichi, ya que está más cerca de ahí que de Tucacas, pero para ir a Paiclás, Playuela y Playuelita o Sur, se va desde Tucacas ya que quedan más cerca.

Hay todo tipo de excursiones para todo tipo de bolsillos. Nosotros pagamos menos de 4$usd por los dos por ir a la azul. Pero te cobran dependiendo la distancia del cayo y de la cantidad de gente. Nuestra recomendación es que se hagan grupos grandes, si estás en pareja o sola lo mejor es juntarse con alguna familia venezolana para no pagar “el peaje turístico”

 

Juan Morrocoy

 

Hay muchísimos cayos; cayo Borracho, Muerto, Sombrero, Sal, Las Animas y Peraza. Todas con playas de arena blanca y palmeras y agua cristalina y con mil tonalidades de azules, como son también playa Mero, Paiclás, Punta Brava, Mayorquina, Playuela, Playuelita, Sur (conocida popularmente como Azul por el azul de sus aguas), Norte, Boca Seca, Playa Muerto.

Viajando por un Sueño en los cayos de Morrocoy

También existen los bajo. Éstos serían unos “cayos sin orilla”. A ver cómo me explico, es decir la lancha se para en medio de la “nada” y te puedes bajar y hay agua pero no es profunda en todos lados, pero no hay orilla, estos serían Bajo Caimán, Tucupido y Los Juanes, los cuales nos han dicho que son una delicia, pero nuestro presupuesto no nos permitió conocerlos.

Nuestra experiencia

Llegamos a Tucacas después del viajecito en mil buses y después de mucho caminar (nos perdimos un poco), encontramos el hotel Morrocoy Suites el cual se había puesto en contacto con nosotros ofreciéndonos hospedaje.

Morrocoy Suites Tucacas

Hospedaje

 

El hotel, eran unas cabañas super bien diseñadas con cocina, agua caliente, pero sin wifi 😛 cosa que nos obligó a desconectarnos con el lugar y a vivirlo más tranquilos.

Compramos algo para cocinar, y fuimos a pasear por el pueblo. Como ya estaba oscureciendo nos recomendaron volver antes de eso. Por las dudas, y por ser nuestro primer día, hicimos caso.

Por el hospedaje en Tucacas no hay que preocuparse demasiado, hay muchas ofertas turísticas, pero si uno quiere algo más económico es mejor quedarse en Chichi.

Carol Suites

Descubriendo los cayos:

Al día siguiente fuimos en busca de una lancha para conocer los famosísimos cayos de Morrocoy (Morrocoy se le llaman a las tortugas y se supone que este parque está lleno de estas tortugas). Fuimos hasta el muelle y estuvimos preguntando precios hasta que al final nos decidimos.

El día estaba medio nublado, pero fue llegar al cayo Paiclás y se destapó.

Los venezolanos son muy geniales yendo a cualquier playa. ¿Por qué? porque se llevan todo. Algo para comer, pero lo más importante es el ron para beber. Se compran unos vasos térmicos para que la bebida no se les caliente y poder tomar en el agua. Genial.

Morrocoy Venezuela Vx1S

Las mujeres divinas de la muerte siempre, con sombreros y muy coquetas.

El sol apretaba, nosotros no teníamos sombrilla, ni dinero para alquilar una, ya que habíamos preferido gastarlo en probar una rica caipirinha para no desentonar con el ambiente.

Vx1S Morrocoy

El día, pese al sol abrasador, fue espectacular. La arena blanca, el agua cristalina y las tonalidades de azules nos hicieron recordar la playa de Brasil Maragogi, con mil diferencias pero con esos colores vivos.

El lanchero tenía que volver a por nosotros y a por otros más. Ojo, siempre recordar el nombre de la lancha que te llevó al cayo, o a cualquier lugar que pagues una lancha en Venezuela.

Los cayos de Morrocoy son espectaculares, sin duda un imperdible más de este país maravillosos que es Venezuela.

 

¿Te gusta lo que lees? Si no te quieres perder nuestras aventuras ni nuestros tips exclusivos para viajar únete a nuestra comunidad 😉 No enviamos spam, lo odiamos!!

 

 

 

Mérida.

 

Mérida y sus Andes Venezolanos, sería otro de los destinos del occidente del país que no podíamos saltarnos. Otro lugar que cualquier venezolano te va a recomendar.

A la gente de los Andes los llaman gochos, que significa cerdos, o eso nos dijeron. Y los llaman así en el resto del país, antes de manera despectiva. Dicen de ellos que son muy educados y cordiales, más que en el resto del país. Y que en sea zona, sí que íbamos a experimentar el frío venezolano. No podíamos perdernos todo eso, junto con la gastronomía tan deliciosa que nos iban comentando al acercarnos a la zona.

Dónde está Mérida

Ciudad universitaria donde las haya, Mérida se encuentra en una meseta entre las sierras montañosas de la Culata y Nevada al occidente del país.

La ciudad se llama así en honor a la ciudad de Mérida , en Extremadura, España. Lugar natal del fundador de la ciudad Juan Rodríguez Suárez. La ciudad está llena de universitarios de todo el país que mezclan su cultura con los autóctonos.

 

Merida Panoramica

Nuestro paso por los Andes venezolanos

Llegamos en un momento difícil para la ciudad. Después de casi 5 meses en el país, las manifestaciones se estaban haciendo notorias en Caracas y sobretodo en Mérida.

Dicen que las manifestaciones más fuertes suelen empezar siempre en Mérida por ser ciudad universitaria y haber gente de todas las partes de Venezuela. Y dimos fe de todo eso.

Nos “costó” salir de Maracay, porque no habían buses hacia Mérida por las guarimbas y protestas en contra del Gobierno de Maduro. Cuando digo “nos costó”, es que si salían cada día buses hacia Mérida, en esos momentos salían por ahí dos o tres veces a la semana, y generalmente los fines de semana.

Dicen, los mismos venezolanos, que cuando empiezan las manifestaciones, el mejor momento para viajar es el fin de semana, por que es cuando las manifestaciones cesan o incluso paran. Hay como un pacto entre policías y manifestante, una tregua para tomar aire, “fuerza”… Otros dicen que para disfrutar del finde, sin más.

La cosa es que salimos, por fin, un viernes, en medio de una manifestación y cortes de calles de Maracay. Pero salimos. En un bus del gobierno, rojo y bastante económico y cómodo, aunque un frío…

Nuestras impresiones

La ciudad fría, envuelta por los Andes y con su gente amable, se abría ante nuestros ojos. Nos trataban de usted y  para no variar, nos advertían de lo que no debíamos hacer por que hay mucho malandro.

En cualquier país a una, que es extranjera, la previenen de cualquier cosa mala que le pueda pasar. Pero en Venezuela es una constante, que hasta que uno no se siente segura en el país hasta le puede crear paranoia. Yo recuerdo esa paranoia en Ciudad Bolívar que no quise ni llevar la cámara de fotos… Juan se enojó esa vez, él ya entendió Venezuela mucho más rápido que yo.

Hospedaje

Si hay algo que tampoco falta en esta ciudad es hospedaje. Desde posadas, que vendrían a ser los lugares económicos, hasta buenos hoteles.

El hotel Abadía, en pleno centro de la ciudad nos invitó a pasar unas noches y a conocer su restaurante, y la verdad que fue una rica experiencia. Nunca nos habíamos hospedado en una Abadía, ni cenado atendidos por “frailes”. El lugar estaba decorado al detalle, y la comida fue deliciosa.

 

 

Qué hacer

Tanto en la ciudad como en los alrededores Mérida tiene un sin fin de cosas para hacer.

Vx1s Mérida ciudad

Imposible NO ir:

Lugares y cosas que no deberías perderte.
TELEFÉRICO:

Nosotros no fuimos, nos pareció excesivo el precio, pero recopilamos toda la información que nos facilitó la gente de turismo del lugar y los venezolanos que habían ido.

  • La entrada está en 5000 bolos por cabeza si eres venezolano, si no lo eres, da igual de donde vengas que te van a pedir miserables 50 dólares (ironía modo on), para entrar. Obviamente hicimos boicot y no fuimos.
  • Si puedes permitírtelo te aconsejamos comprar la la entrada el mismo día MUY TEMPRANO. A las 5:30 am o 6 am estar en el teleférico para ascender a las 7:30. De jueves a domingo. O al menos eso es lo que nos habían recomendado a nosotros la misma gente de Mérida.
  • En temporada abren de lunes a domingo. Se debe comprar la entrada días antes de ascender. (ejemplo: llegan el jueves de viaje y van al teleférico a comprar las entradas para ascender el domingo, lunes o martes). Y solo estarán 3 horas como máximo arriba.
  • Hay que presentar la cédula, dni o pasaporte para comprar la entrada, sino no te la venden. Además hay 3 controles de entrada durante el trayecto…
  • Para cancelar la entrada es en efectivo, tanto dólares para extranjeros como bolívares, o con tarjeta de crédito internacional extranjeros.
Mérida
Tips antes de subir al teleférico:
  • Llevar abrigo obvio, suponemos que te vas a cagar de frío… por razones obvias.
  • Hay punto de venta (para pagar con tarjeta) hasta la 3era estación. En la última NO.
  • En temporada alta hay mucha gente.
  • No pueden ascender bebidas alcohólicas, ni navajas de manos.
  • Tampoco se permite fumar.
  • Si snaks y bebidas no alcohólicas.
El centro y la Heladería Coromoto:
Esta heladería es famosa, porque en su momento tuvo no sé cuántos sabores a la venta. Ahora ya no. Pero sí es curioso que tiene sabores tan raros como helado de camarones (gambas) o de cosas insólitas. Los lunes y martes no abren y abren a partir de las 16 hs.
Al estar en el centro, puedes recorrer el centro durante el día y hacer la última parada en la heladería como premio por la caminata. El centro son edificaciones antiguas coloniales y de piedra, con su típica plaza bolívar y la catedral.
Carol Mérida
Un buen recorrido a pie te dejará con ganas de comerte uno o dos helados, siempre que sean de sabores más o menos decentes.
Levanton Andino Merida Carol Vx1S
Carol probando el Levantón Andino

Al día siguiente puedes hacer una visita al Mercado, que queda relativamente cerca del centro, para ver artesanías, comer una arepa con una vitamina y probar el mítico Levantino andino. Este levantino andino… Cuando vimos lo que tenía, pensamos que era más una broma de los locales para los turistas que otra cosa. Es curioso, solo te voy a decir dos cosas; la primera es que se supone que es afrodisíaco y que ayuda a la erección, atentos chamos!! Y dos, que lleva testículos de toro… o huevos de pez… lo que sea, de impresión, pero está bueno.

Paseo al Páramo. Es demasiado genial (eso nos dijeron)

Por las manifestaciones no pudimos ir, pero nos dejaron estos tips que capaz puedan funcionar. Nuestra impresión te la debemos 😉

*Recorren 9 ó 10 lugares:
  1. La casa de Juan el Molinero
  2. Parada de artesanías y recuerdos
  3. El monumento al perro nevado de Bolivar.
  4. Mirador de la cordillera
  5. El monumento a la loca Luz Caraballo
  6. Iglesia de piedra en San Rafael de Mucuchies
  7. Laguna de Mucubaji
  8. Collado del cóndor
  9. Pico el águila
Y si corren con suerte el astrofísico (para ver las estrellas y no precisamente con un golpe)
*Salen de miércoles a lunes. El paseo comienza a las 8 am desde donde se quedan (los pasan a buscar) o si salen desde el parque de las heroínas, en la entrada del teleférico, deben estar a las 7.30 am.
*Llegan a Mérida a las 6 pm y si van al astrofísico a las 9 pm
*El paseo sale en 2$usd por cabeza. Si hay viajes al astrofísico sale en 2’50$usd
Tips:
*Llevar abrigo, guantes si tienen.
*Llevar chicle para que no se le tapen mucho los oídos.
*Chocolate, pero poquito.
*Se puede llevar alcohol si se quiere.
*Cámara o teléfonos con batería (sin batería no tiene mucho sentido llevarlo)
*Las peleas de pareja la dejan para cuando regresen del viaje. De pana, como dicen los venezolanos, porque en este paseo se supone que van a disfrutar mucho.
*Snaks si gustan.
*Algo de efectivo. No lo necesitaran pero por las moscas
El páramo la culata:

Es genial, y podemos dar fe de ello. Sale un bus de Mérida. Calle 19 entre Av 1 y 2. Salen a menudo, siempre que no haya líos por la ciudad.

Juan Páramo Mérida

La idea es quedarse a mitad de vía y subir a la truchicultura. Ver el complejo e ir a bosque pinos. (de la vía hasta al truchicultura es como 1 hora subiendo a pie a menos que te den la cola (hacer dedo, autostop) y no hay solo lugar para tomarse un cafe, te o chocolate caliente. Pero el dedo se puede conseguir.
Después, hay que bajar (como 40 min) y agarrar bus al páramo la culata. Preguntando se llega a roma, hablen, pregunten, traten con la gente, es adorable.
Páramo Merida Vx1S
Al llegar al páramo de la culata hay paseos a caballo, y sino se puede llegar a varios puntos por senderos más o menos indicados. Como decía un amigo, cuando estés perdido, para volver sólo tienes que buscar caca de vaca, ese es el camino, el camino de mierda te lleva a la salida. Cómo nos reíamos con eso…
Dicen que hay que salir antes de las 5 pm para agarrar bus a Mérida, nosotros nos bajamos a Mérida haciendo dedo, y fue una experiencia completa ese día.

 

 

Dedo En Merida

Para los amantes de los museos:

Hay varios y son gratuitos generalmente.

Arte colonial en el centro
Casa colonial Bosé en el centro
Museo arquidiócesano (al lado de la catedral. Arrechisimo)
Museo de ciencia y tecnología en las tapias.

 

PARA DE LEER. ME COMÍ UNA PARTE.
En el recorrido al Páramo sería genial que se quedarán en un pueblito que se llama Mucuchies y paguen una posada. Ese pueblito lo conocimos por una señora super amable en Maracay, no pudimos ir, pero nos hablaron super bien de él.

 

Se puede llegar a unas aguas termales de la Musui. Impresionante por lo que nos han contado. Los buses salen sobre las 9 am y bajan A las 3 o 4 pm.
Ojo, nos dijeron que hay que pagar un Jeep para subir ya que es medio lejos y empinado. (300 bolívares por cabeza era el precio cuando preguntamos)
Sobre Deportes:

Carol Telas Merida

Cualquier deporte de aventura lo podrás encontrar, y al cambio, a muy buen precio.

 

Desde Tirolina o Parapente hasta péndulo o caída libre.
 Tips:
*De Mérida al Paramo la culata hay como 40 minutos o menos.
*Obvio llevar abrigo
*Efectivo

Momento histórico

Las cosas en el país se estaban poniendo cada vez más tensas. O por lo menos, desde que nosotros habíamos llegado. Las manifestaciones se notaban en la ciudad si salías

 

del centro, por eso nuestros primeros días, como estábamos en pleno centro ni las notamos, vivíamos en una burbuja.

El tema fue cuando nos fuimos más allá del centro a casa de unas amigas. Ahí vimos las guarimbas, y escuchábamos los morteros y a la policía casi todas las noches. La norma era que por el día no pasaba casi nada y a partir de las 17 hs, generalmente, empezaba la guerra. Nos adaptamos, salíamos por la mañana, recorríamos la ciudad y volvíamos temprano. Alguna tarde fuimos a hacer telas con las chicas e incluso a cenar con unos amigos italianos que conocimos de la nada. Uno se adapta, y sigue su vida todo lo que pueda.

Mérida Vx1S

 

Pero lo que no pudimos fue irnos al páramo. Las carreteras en ese momento estaban cortadas, y nadie nos aseguraba poder regresar o ni si quiera poder llegar hasta allí.

  • No es un buen momento para conocer Mérida. Nos decían muchos…

Nosotros lo seguimos intentando, pero llegamos sólo hasta el páramo de la culata, un lugar hermoso donde te desconectas con lo que pasa a pocos kilómetros de la ciudad.

Ya habíamos ido al páramo, visto el centro y no podíamos hacer mucho más a causa de  los acontecimientos. Yo, desgraciadamente ya me quería ir, no quería escuchar más estruendos, ni estar pendiente de si cortaban o no la calle al día siguiente…

 

Juan me repetía: Estamos viviendo un momento histórico, piénsalo como tal.

Aún habiendo disfrutado al máximo todo lo que pudimos, me quedé con la sensación que no vimos casi nada de lo que realmente es Mérida. Volveremos, seguro.

 

Conclusion de las conclusiones

Venezuela nos encantó, tanto, que en un principio pensábamos que la íbamos a recorrer en un mes, y estuvimos casi 5 meses en este hermoso país.

Entramos en un ambiente relajado, pese a todas las noticias del exterior. Y fue cuando nos fuimos cuando vivimos la otra cara de este país. Momento histórico com dice Juan.

Sea lo que sea, esperamos que todo calme, con amor todo fluye, eso es lo que le deseamos a este país lleno de maravillas naturales, de gente con una sonrisa siempre y bromeando a cada rato. Amor y paz.

 

Gracias Venezuela por estos meses, gracias a cada venezolano que nos ayudó y nos dedicó una sonrisa. Gracias Venezuela por ser tan hermosa, volveremos, segurísimo.

Hasta la próxima.

¿Has llegado hasta aquí? Lo has leído todo, o la mayor parte 😛 te lo agradecemos y mucho porque sabemos que este post nos estaba quedando largo, pero completito.
Recuerda, si te ha gustado compártelo, si tienes alguna duda o nos quieres dejar un comentario, ¡¡hazlo!! Eso nos hace mucha ilusión, nos saca una sonrisa siempre y es ¡¡gratis!!!
 
Y si nos quieres ayudar te dejamos un link para quien quiera, 🙂
Siempre decimos que los viajeros en motor tienen mucho apoyo de su comunidad, demostremos que los mochileros también!!

Siempre decimos que los viajeros en motor tienen mucho apoyo de su comunidad, demostremos que los mochileros también!!


Lo imposible sólo cuesta un poco más - piopialo
 
Paramo de la culata Merida

 

Somos Juan y Carol, argentino y ecuatoriana, que nos conocimos en España.Nos consideramos amantes de los viajes, las nuevas rutas y las diferentes culturas. Tenemos una experiencia de 12 años de mochilas que nos llevó a conocer más de 40 países, 4 continentes e incalculables kilómetros andados, todo ello con un presupuesto inferior a los 15 dólares diarios.Nuestros viajes no son simples vacaciones, nos gusta conectar con la gente de cada lugar e incluso poder transmitir nuestros proyectos de una manera tan simple como charlando e intercambiando opiniones.Todo lo que aprendemos nos gusta compartirlo con la gente que pueda estar interesada, y estamos abiertos a nuevos consejos y/o criticas 😉Vivimos para viajar, viajamos para vivir.
Compartir

Deja un comentario